Categorías

MONEDAS DE PÉREZ

LEYENDAS

-----------------------------------

-----------------------------------

PERLA:   Propiedades de las piedras naturales - Lola Joyas

               

PROPIEDADES FÍSICAS:

 

Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño penetra al interior del cuerpo del molusco, el cual reacciona como mecanismo de defensa, cubriendo lentamente la partícula con una mezcla de cristales de carbonato de calcio y una proteína llamada conchiolina, formando la sustancia conocida como nácar, que es la sustancia que forra la cavidad paleal del animal. Al cabo de un período variable la partícula termina cubierta por una o más capas de nácar, formando una perla.

Las perlas son de tamaño, color y forma variables. El valor de la perla se determina en función de criterios varios pero puede decirse que se centran en tres: una forma deseable (por ejemplo, las esferas perfectas o las "lágrimas"), la rareza de su color (casi toda la gama entre el blanco y el negro) y naturalmente la talla. Aunque las características estéticas y de tamaño son fundamentales en la valoración de una perla, el precio final depende en gran medida de las tendencias de la moda del momento.

El brillo de la perla proviene de la reflexión luminosa en la superficie cristalina, mientras que la irridiscencia proviene de la refracción y difracción luminosas en las múltiples capas de nácar translúcido que forman una perla cualquiera.

Las perlas de agua dulce están disponibles en una gama de colores mucho más amplia que las de agua salada, incluyendo el purpura, violeta, naranja, azul y gris.

 

ETIMOLOGÍA E HISTORIA:

 

Los historiadores antiguos que se han ocupado de las perlas, no lograron ponerse de acuerdo respecto al origen del nombre: Plinio lo considera derivado de “perna” (nombre de una de las variedades de moluscos que las proceden), mientras que Arístipo lo adjudica a la deformación del término “pirula”, diminutivo de pera. Los griegos la conocían como “margarita”, sucesión del sánscrito “mangara”, piedra preciosa.

Se ignora cuál fue el primer pueblo que extrajo las perlas de las ostras, para luego usarlas como decoración. Pero debido a que las perlas tienen lustre y brillo casi inmediatamente salidas de la ostra que las fabricó, es muy posible que desde épocas prehistóricas se haya utilizado las perlas como adorno, siendo reservadas para la nobleza y personajes extremadamente acaudalados.

Lo cierto es que aunque abundan las leyendas sobre la perla, un hecho es innegable: Las perlas son la gema más antigua conocida y durante siglos fue considerada la de más valor.

Las lagrimas de alegría de Afrodita, gotas de rocío llenas de luz de luna, el regalo de boda de Krishna a su hija, la poción amorosa de Cleopatra…   Era considerada tan valiosa que se cree que el general romano Vitelio financio toda una campaña militar solo con unos pendientes de perlas de su madre.

Los romanos sentían una especial predilección por esta gema marina, llegando al punto de que las mujeres de clase alta (a las de rango inferior se les prohibía llevarlas) las llevaban en la cama, para que al despertarse les recordara su riqueza.

Estos la utilizaban contra la locura, la enfermedad lunar (epilepsia) y los síncopes.

El emperador Caligula, famoso por sus excesos, tras haber nombrado cónsul a su querido caballo, lo condecoró con un collar de perlas.

Avicena, médico y filósofo persa, la recomienda alrededor del año 1000 d.C. en su célebre “Canon de la medicina” como un remedio eficaz contra enfermedades oculares, para la caries y como blanqueador de dientes.

También se la relaciona con el dolor del nacimiento, la mujer y la Luna, por lo que durante mucho tiempo se la consideró un elemento esencial en la farmacopea mágica relacionada con el parto. En Asia se considero como poderoso talismán para la fecundidad femenina, por considerársela hija de la costra.

Los habitantes del Golfo Pérsico creían que las perlas eran un símbolo de la Luna y que tenía poderes mágicos.

La pieza de joyería hecha con perlas más antigua conocida es un collar encontrado en el sarcófago de una princesa persa que murió en el año 520 a.C.

Los chinos también la utilizaban con fines medicinales para curar los males que afectaban a los ojos, los problemas de corazón, la indigestión, la fiebre y las hemorragias. El polvo de la perla sigue siendo todavía popular en China como blanqueador de la piel y como cosmético.

En India, se creía que las perlas proporcionaban paz espiritual a la mente y fortalecían el cuerpo y el alma. Los europeos pensaban que al tragar una perla entera o bien en polvo se curaban los asuntos de la mente y del corazón, y se fortalecían los nervios.

En el Corán se dice que un buen musulmán, cuando entra en el reino del cielo, “es coronado con perlas de un brillo incomparable, y le esperan hermosas doncellas que parecen perlas ocultas.

Durante mucho tiempo las perlas han sido consideradas como el regalo de boda ideal porque simbolizan la pureza y la inocencia. En el hinduismo, la presentación de una perla no perforada ha formado parte de la ceremonia del matrimonio. Por otro lado, en el hemisferio occidental las perlas son el regalo aconsejado para aquellas parejas que celebran su trigésimo aniversario de boda.

 

               Ver historia de la “Perla peregrina”.

 

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS:

 

Relacionada con la Luna y por lo tanto con lo femenino, ayuda principalmente a las afecciones menstruales. Sin embargo también ayuda al hombre a manejar el aspecto femenino de su naturaleza, con frecuencia nocivamente sojuzgado y negado por su componente masculina, así neutralizando su miedo a sentir y permitiendo manifestarse a sí mismo y hacia los demás sus emociones, afectos y temores ocultos.

Tiene la propiedad de absorber negatividades propias y ajenas, permitiéndonos conectar con la realidad, que usualmente no podría alcanzarse sin ella, y nos proporciona tranquilidad. Recomendada para los que padecen miedos y angustias.

Es el símbolo de la amabilidad, la lealtad y la justicia. Indica inocencia, pureza y modestia.

Indicada para las personas que sufren de palpitaciones del corazón.


Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Confirmar

Entrar a la tienda

Recuperar contraseña

Newsletter

Redes Sociales

.

.

.

.